viernes, 18 de mayo de 2012

EL AMOR Y EL DESTINO



Era principios de Octubre, Lourdes se dirigía a su primera clase en la universidad.
Ella pensaba que en su rostro se reflejaba, la noche en vela, los nervios y la incertidumbre a lo desconocido pero lo cierto es que su semblante era sereno y su caminar aparentaba seguridad.
Al entrar en clase a la primera persona que vió fue a Martín, estaba parado junto a la puerta.
Ella dijo " Buenos días " y continuó por el pasillo, sentándose en el primer asiento libre.
Desde aquel día, el ritual de cada mañana era siempre el mismo, ella llegaba a la universidad, se encontraba a Martín en la puerta del aula, se saludaban, ella entraba, detrás él, ella se sentaba y él ocupaba el asiento contiguo.
Martín y Lourdes comenzaron a intimar y al cabo de unas semanas ya no eran compañeros sino amigos.
Para entonces él ya conocía casi toda la vida de ella y ella la de él; ninguno imaginaba lo que el destino les deparaba.
Lourdes lo respetaba, aunque no comprendía algunos aspectos de su vida, ni alguno de sus votos.
Aquella mañana cuando ella lo miró y sus miradas se cruzaron, se dió cuenta lo que sentía por él; en ese mismo momento se juró que jamás haría nada que arriesgase su amistad, ni entorpeciese su vocación.
Lo que ella ignoraba es que él la amaba desde hacía tiempo y que sufría en silencio lo inimaginable.
Así pasaron dos años, el amor entre ellos fue creciendo; Martín pensó que ya era el momento de tomar una decisión.
Lourdes lo dejó todo en sus manos, nunca pretendió interponerse entre él y su Dios; su remordimiento era grande pero su amor lo era más.
Y ese día llegó, él decidió que al volver de África no renovaría los votos y que buscaría una manera de estar con ella sin renunciar a su Dios.
Al terminar el curso, Lourdes y Martín se despidieron hasta Octubre, él pasaría casi tres meses fuera.
Con lágrimas en los ojos se dijeron adiós, sin saber que era la última vez que se veían.
Dieciséis días después de su llegada a África, unos hombres armados entraron en la aldea y lo asesinaron junto a otros dos misioneros.
Jaime, el mejor amigo de Martín fue el encargado de comunicarle la noticia a Lourdes.
Ella se sintió morir, de hecho durante mucho tiempo estuvo muerta.
Hasta que un día comprendió que Martín estaba con su Dios y que ocupaba y ocuparía un rinconcito muy especial en su corazón, durante todos los días de su vida.
Y ahora desde la serenidad que dá el paso de los años, Lourdes, recuerda a Martín con alegría y dá gracias a Dios por haber permitido que compartieran un poco sus vidas.
Y aún hoy se pregunta cómo es que alguién tan especial, se enamoró de ella.
                                  m
                           

46 comentarios:

Magda dijo...

Qué preciosa historia de amor.
Me ha encantado, y emocionado a la vez.
Un abrazo.

Rosario dijo...

Hola Maribel: Yo también estuve en Fatima hace años, fue una experiencia inolvidable. Que preciosa entrada.
Dios te bendiga.
Un abrazo.

San dijo...

Gracias Maribel por tu visita, me alegra que llegaras de esta forma me has traido hasta esta tu casa.
Una historia muy tierna y dulce aunque con un final tan trite, pero así es la vida unas veces nos muestra la cara amable y otras...
Volveré a leeerte, enlazo tu blog.
Un beso.

Gloria dijo...

Maribel he descubierto tu blog saltando de uno a otro, es la forma más fácil de conocernos y darnos a conocer.
Tu historia refleja que muchas veces las personas nos infravaloramos y pensamos que no somos digina de aquellos que creemos superiores o inalcanzables y como cuentas, no es así.
Saludos desde Tenerife y te dejo enlace de mi blog por quieres conocerlo.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

Luján Fraix dijo...

Precioso relato, muy emotivo, son historias tan verdaderas que nos llegan hondo.
El amor es siempre una bendición aunque se haya tenido que terminar por ese desafortunado hecho.

Un beso grande querida amiga.

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias, vuelve siempre que quieras, las puertas de mi casa están siempre abierta.
Un beso

Maribel G. M dijo...

Estoy muy contenta de que me visites, yo ya también te sigo.
Un beso

Maribel G. M dijo...

Querida Luján, cuanto me alegra que te guste mi relato.
Un beso

ion-laos dijo...

Qué bonito! El amor es muy amplio, se puede querer hasta despues de la muerte, y lo mejor, es que le recuerde con alegría, ahora tiene un ángel a su lado que la cuida y proteje.

Bienvenida a mi casita, me quedo en la tuya, es muy bonita.

Besos!

Maribel G. M dijo...

Gracias Ion me alegra verte por aquí y que te guste mi casa.
Hasta pronto.
Un beso

Renzo Portales dijo...

Los sucesos de un amor siempre dejan huellas. Tan profundas. Imborrables.
Saludos.
Te sigo.

Fênix27 dijo...

Hola
Esa es nuestra historia, algo que nos toca en nuestra emocional.Muito Meche real y lo que es el amor.
Le agradezco su visita a mi blog y lo siguen, ya estoy siguiendo, me encanta tu blog y todo su contenido.
Tiene un hermoso domingo.
Saludos.
http://wwwavivarcel.blogspot.com/

Julie dijo...

Gracias Maribel. Hermosa historia de amor, vida y muerte. Me ha encantado. Agradezco mucho tus palabras que contestaré hoy mismo sobre els tema de la muerte. En México se celebra la muerte como algo natural que nos tiene que pasar a todos y que no es tan trágico irnos, al contrario. Si creemos que la vida tiene continuidad, de otra manera a la que conocemos, lo hermoso de morir es el misterio que sólo está en manos de Dios... Pero cada minuto que vivimos es ya un milagro. Hay un libro precioso sobre el tema de la muerte... "La muerte un amanecer" y lo escribió una científica suiza. Te lo recomiendo. Me encanta quedarme en tu casa. Un abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Maribel, estos ojitos de tu mascota me tienen cautivada, como su dueña.hermosa historia, no sabía que final tendría, pero me ha gustado que se entienda algo de lo que es Dios , y el verdadero amor.
Con ternura ye dejo un beso
Sor.Cecilia

Marian dijo...

El amor todo lo puede, todo lo espera, todo lo cree.¡Gracias Maribel,preciosa historia!
Un beso.Dios te bendiga.

Maribel G. M dijo...

Así es querida amiga, el amor todo lo pude, todo.....
Un besazo

Maribel G. M dijo...

Gracias Magda
Buen día

Maribel G. M dijo...

Que Dios te bendiga a tí también.
Gracias

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias, yo también te sigo.
Un beso

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias.
Buen día

Maribel G. M dijo...

Gracias Julie, por tu visita y tus palabras.
Un beso

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias, Sor Cecilia, me encanta que visites mi casa,y me dediques esas lindas palabras; a mí también me tiene loca mi perrita, no te puedes imaginar lo que la quiero.
Un besazo y que Dios la bendiga

José Ramón dijo...

Maribel cuanta belleza en sus letras.
Saludos desde…
Abstracción textos y Reflexión.

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias, por tu visita y por tus lindas palabras.
Un saludo

Telaviv Yohanka dijo...

Dios Te bendiga Maribel.
Gracias Por Dejarme Tu Lindo Mensajito En Mi Blog, Lo Agradezco Mucho. Gracias Doy Al Senor Jesucristo Por Permitirme Conocer A Personas Como Tu. Recibe Mis Himldes Oraciones Por Tu Vida. Glorifico A Yeshua Hamashiaj Eternamente Amen Y Amen.

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias y que Dios te Bendiga a tí también.

ANTONIO MANUEL dijo...

TRISTE Y TRUNCADA HISTORIA DE AMOR, LE PREGUNTARÉ A LOURDES CUANDO LA VEA QUE ME ACLARE ALGUNAS COSAS. UN BESO

La Gata Coqueta dijo...



Hoy quiero regalarte un cofre lleno de abrazos, para cuando te invada la melancolía lo habrás y descubras el afectuoso sentimiento que en su interior te estará aguardando…

Porque ayer has sido tú el puerto que albergo mis ilusiones, dibujando nuevos horizontes, iluminados siempre por el constante aprecio de la amistad.

Hoy como ayer
Me paseo de tu mano
Dando las gracias
Por haberte conocido.

María del Carmen


Maribel G. M dijo...

Veremos si Lourdes quiere aclarte
algo, jajaja.
Un besito

Maribel G. M dijo...

Mi querida gatita, que palabras más lindas me dedicas, le doy gracias a Dios por ponerte en mi camino.
Un besazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Cómo se llama tu dulce perrita?
Santa noche Maribel
Sor.Cecilia

Verónica C. dijo...

El amor terrenal tiene siempre sus días contados.
Lo que importa es sentirlo, vivirlo, compartirlo, cuidarlo y agradecerlo.

Abrazos

Luján Fraix dijo...

Hola Maribel
Gracias por tus visitas y comentarios querida amiga, valoro mucho la amistad y la entrega incondicional de todos.

Besitos

Maribel G. M dijo...

Gracias por tus palabras y tu visita.
Un beso

Mª Carmen dijo...

Muy triste esta historia amiga.Un gusto pasar por aquí.Besitos.

Unai dijo...

Mientras el sentimiento dure y perdure no habrá quien lo contradiga.

Maribel G. M dijo...

El gusto es mío por tu visita.
Gracias

Maribel G. M dijo...

Gracias por tu visita y tus palabras.
Un beso

Mª Carmen dijo...

Hola amiga paso a desearte un feliz finde.Besitos.

PEPE LASALA dijo...

Qué bonita historia Maribel, sin amor no somos nada, es lo que llevamos dentro. Precioso amiga. Te deseo de corazón un feliz fin de semana. Un beso desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Marina-Emer dijo...

muchas gracias Maribel por tu visita ...también yo te deseo un feliz fin de semana con todo mi cariño
besosssssssssssssss
Marina

Tanq Pandova dijo...

Querida Maribel G.M. Gracias por visitar mi blog. Usted es siempre muy cordial y noble en sus esfuerzos.
Gracias ...
Sinceramente, Tanya Pandova

Verónica C. dijo...

Feliz fin de semana, Maribel.

Disfuta y gracias por la visita

Luján Fraix dijo...

Feliz fin de semana querida amiga.
Cariños y Besos

Halcón peregrino dijo...

Amores que quedan para otra oportunidad.

Saludos.

Ana Galindo dijo...

Esta historia tiene una magia especial. Es una historia a amor, en su gran dimensión. Aunque tiene un final triste, yo pienso que regala una esperanza de vida y ilusión.

Muchos besos Marible. Felicidades, es una historia muy buena