martes, 1 de julio de 2014

COMO EL MAR


Hubo un tiempo en que todo le era fácil, muchas sonrisas, pocas lágrimas, por sus ojos asomaba la felicidad.
Ella piensa que la vida es como el mar, en un instante serenidad, en un instante tempestad.
Pero su alma está agotada porque no hay tregua en su mar.
Ella ya no puede más, se agarra a esos pocos momentos de paz pero ya casi ni fuerzas le quedan para luchar.
Ella piensa que esa corriente tan fuerte, sola ya, no la puede superar.
Ella se siente tan sola y su alma ya le pide descansar.
                              
                                                  m


4 comentarios:

CHARO dijo...

Pues es mejor no hacer caso a esa alma que pide descansar....hay que seguir luchando contra esa corriente para poder vencerla.Besicos

Saudades8 dijo...

Espero que ese mar se vuelva un espejo llamado "tranquilidad"

Besos,

Armando dijo...

Si seguimos aquí es porque aún no hemos terminado los deberes, pues digo yo que, habrá que aprobar aún alguna asignatura. Jaja.
Un abrazo.

P. Milton Benedicto dijo...

despues de mucho tiempo te visito mi amiga
que todo este bien y sea de paz y armonia en tu vida un saludo fraterno
http://virgendelcastellar.blogspot.com.es/2014/07/las-excusas-del-cada-dia.html