jueves, 30 de agosto de 2012

HOY YO


Ante todo gracias por vuestras opiniones y deseo sigáis dándomelas.
Hoy os doy la mía.
Pienso como vosotros, el quererte a ti y luchar por cumplir tus sueños no es egoísmo.
No se puede dar lo que no se tiene y si no te quieres tú, cómo querer a los demás.
Ya lo dijo nuestro Jesús " Ama a tu prójimo como a ti mismo"
Hay dos sentimientos que a mi parecer te absorben, no te dejan vivir, te matan interiormente y son el egoísmo y la envidia.



                                               
El egoísta se convierte en un miserable, jamás tenderá la mano a nadie.
En su vida no existe el compartir.





                                             
                  
La envidia, otro sentimiento mezquino.
El envidioso, tenga lo que tenga siempre deseará lo del vecino.
Aunque su traje sea de Armani deseará los vaqueros gastados del amigo.

¿Qué triste debe ser la vida del egoísta o del envidioso?
O del que posee ambos porque quizás sean sentimientos que caminen de la mano.

Esos sentimientos los quiero bien lejos de mí.
¡Qué pena me dan esos dos estilos de vivir!


                                 

14 comentarios:

CHARO dijo...

Bueno pues estamos de acuerdo en cuanto a lo de quererse no mismo.Los dos terribles defectos que nos mencionas no los quiero ver ni en "foto". No soporto a este tipo de personas que además de ser totalmente infelices ellas mismas tratan de fastidiarle la vida a todo aquel que es objeto de sus envidias y egoismos............y te aseguro que conozco a unos cuantos que a pesar del paso de los años lejos de recapacitar y cambiar han acentuado sus dos grandes males.Besotes

Patricia dijo...

Tienes mucha razon, ambas son emociones negativas que solo quitan la paz de la mente...
Alejemoslos y seamos felices y abiertos al amor.
saludos, lindo blog!

Maritza dijo...

Esas dos cosas son absoluta pobreza de alma y de calidad humana, amiga.
Lo terrible es que siempre afectarán de alguna manera al entorno.

Hay que trabajar en uno, para en el momento de sentirlas dentro...espantarlas rápido! mira que no estamos libres...

ABRAZO GRANDE.



Francisco M. dijo...

Hola Maribel, apartar lo negativo de nuestras vidas y quedarse con lo positivo, en ocasiones puede resultar complejo, pero con esfuerzo e interes, todo es posible.

Me has emocionado con tus palabras, sigue asi, van directas al alma.

Un abrazo,
Francisco M.

Puro y Eterno Amor dijo...

Hacen tanto dano...no solo al que los siente,sino al que los recibe.

Bendiciones.

Carmen Silza dijo...

Hacen daño en todas las direcciones,tarde o temprano,el mal que hagamos recae sobre nosotros,la vida termina haciéndote llegar la factura, primero vamos a querernos un poquito.Una entrada muy instructiva, gracias Maribel.

Una Julieta de Jesùs dijo...

Hola hermanita Maribel ♥ Paz y Bien *

Creo que mas que hacer dano a otros ! se lo hacen a si mismos ! una persona feliz, alegre, que se siente plena ni envidia ni piensa solo en ella !!! desea ver felicidad y alegria y bienestar en todo projimo !!!

Muy buen tema para meditar hermanita Maribel!

Gracias por estar y compartir !!
Un abrazo de corazon a corazon *

Perdon tengo un problema en el teclado y no me salen los acentos !!

Maribel hermanita ! Gracias *

Paz y Bien ♥ *

Sara O. Durán dijo...

Son corrosivas, muy destructivas, ambas, tristemente más dañan quien las siente que para los depositarios de sus actos. Ojalá que cada día más gente con esos sentimientos puedsan ir encontrando un sentido en sus personas para que dejen a los demás en paz.
Besitos.

Lapislazuli dijo...

El egoísmo y la envidia envenenan la vida
Un abrazo

Camelia dijo...

Totalmente de acuerdo, esos sentimientos negativos los quiero bien lejos de mí.
Un cariñoso abrazo Maribel y lindo viernes!

Luna dijo...

Si la humanidad desterrara esos sentimientos...

Saludos, Maribel.

Citu dijo...

Sabias palabras la envidia y egoísmo solo hacen daño a uno y carcomen nuestra alma . Te mando un beso y muchas gracias

Rosa Mª dijo...

El egoísmo, la envidia como el rencor, no dejan crecer a la persona como ser y eso ¡¡qué pena me da!.
Besos. Rosa.

Carla Fernanda dijo...

Devemos cultivar os bons sentimentos e evitar os mals sentimentos humanos amiga Mirabel. Sem dúvida!!

Beijos e boa semana!