jueves, 16 de agosto de 2012

ORACIÓN DE UNA MADRE

        
Oh buena Madre Tres Veces Admirable, que
 eres la madre del Hijo de Dios y que nos adoptaste
 a nosotros como hijos, tú comprendes muy
  bien cuán sublime, grandiosa y bella es la misión
 que nos fue confiada como padres de familia!
 En nuestras manos colocó Dios el futuro
 de la Iglesia y de la sociedad. Nos dio el poder
 de colaborar con él en la creación, en la educación
 y formación de los hombres del mañana.
 Conscientes de nuestra responsabilidad y conociendo
 la realidad de la vida nos sentimos incapaces,
 por nosotros mismos, de realizar la
 grande misión que nos fue confiada.
 Por eso, Madre, llenos de confianza, nos arrodillamos
 delante de ti para confiarte y consagrarte
 a nuestros hijos. ¡Bien sabes tu a cuántos
 peligros están expuestos y cómo el mundo y el
 demonio los persiguen queriendo destruir en
 ellos la dignidad de hijos de Dios y lanzarlos
 en la lama del pecado!
 Madre, te lo suplicamos humildemente: Ven.
 en auxilio de nuestros hijos y revela en ellos tu
 admirable arte de educar. Acógelos en tu bondadoso
 Corazón. Asísteles y ampáralos en todas
 las dificultades, sobre todo a la hora de la tentación.
 Consérvalos puros y enséñales a luchar siempre
 por el bien. Extiéndeles tu mano y guíalos a Dios. Apártalos de las malas compañias y libérales
 de todo mal. Guarda en ellos la gracia santificante
 que recibieron en el bautismo y no
 permitas que lleguen a ofender a Dios con un
 pecado grave.
 Querida Madre, vela por nuestros hogares y
 hijos. Cuida de que jamás nos falte el pan material
 y el alimento espiritual. Haz crecer en
 todos nosotros la fe, la esperanza y la caridad.
 Suscita entre nosotros costumbres cristianas de
 oración, práctica de buenas obras y espíritu de
 sacrificio. Ayúdanos a tener siempre actitudes
 cristianas de caridad fraterna, perdón mutuo y
 solidaridad.
 Sé tú Madre y educadora de nuestros hijos. Que
 ellos vivan realmente como hijos de Dios.
 Encamínalos en la vocación que el Padre celestial ha previsto para ellos desde la eternidad.
 Guíalos por la vida y acompáñalos a la hora
 de la muerte.
 Ayúdanos, Madre, a que nosotros, los padres,
 seamos para nuestros hijos verdaderas imágenes
 de Dios, para que ellos encuentren en
 . nosotros todo apoyo, amor, seguridad y comprensión
 que necesitan.
 Ven, quédate con nosotros en nuestro hogar.
 Tórnalo semejante al de Nazaret, donde siempre
 reine la paz, la unión, la alegría y el amor.
 Amén.



15 comentarios:

Rayén dijo...

Hermosa oración para nuestra Madre Celestial, la que nos asiste en todo momento.

Muchos abrazos.

Sara O. Durán dijo...

Que así sea Maribel... toda la preocupación de una madre entregada totalmente a sus hijos. Sublime de verdad.
Un beso.

Citu dijo...

Hermosa oración, siempre es bueno contar con la virgen . Te mando un beso y te me cuidas

Capuchino de Silos dijo...

"...Ven, quédate con nosotros en nuestro hogar.
Tórnalo semejante al de Nazaret, donde siempre
reine la paz, la unión, la alegría y el amor.
Amén.

Muchas gracias.

¡Muy feliz jueves!

Un abrazo

Crissi dijo...

Schönes Gebet zu Mutter Maria,
Grüße Crissi

Maribel G. M dijo...

Graciaaas Cissi.
Un beso y buen día

Marina-Emer dijo...

Hola querida amiga gracias por el baño que te diste en mi mar poetico me gusta que te guste mi poesia
besitossssssssssss
Marina

Maribel G. M dijo...

Me encanta, Marina.
Por eso vuelvo y vuelvo.
Un besito

Carmen Silza dijo...

Un primor, tu oración, felicidades Maribel...

CHARO dijo...

Siempre tenemos que rezar a nuestra Madre y este medio es una forma estupenda de hacerlo, me he unido a tu oración.Besotes

Puro y Eterno Amor dijo...

Amen...amen...amen.
Que linda oracion Maribel,preciosa.

Bendiciones.

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias y feliz fin de semana

francesco garofalo69 dijo...

Pace e Bene Maribel
la Madonna è la Madre di tute le Speranze , la Madre di tutte le nostre mancanze , ed è la Madre dell'Eterna Misericordia che nutre la Santa Speranza .
Santa Domenica Sorellina in Cristo Gesù

Maria SS. Madre di Gesù e Madre nostra ti Benedica .

Francesco

Maribel G. M dijo...

Muchas gracias.
Que Dios le Bendiga

Magda dijo...

Hola Maribel: preciosa oración.
Muy especiales fechas para ti, muy difícil de olvidar amiga, son muy importantes en tu vida.
( No he podido comentarte antes por haber tenido a mi hija por aquí).
Besos.