miércoles, 24 de octubre de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO...


DCOLORES…



Cada mañana al despertar veo el arco iris.
Inicio el día con ilusión, imaginando que será de color rosa o verde esperanza.
Hay días que son azul cielo, esos días son apacibles, reina la tranquilidad  y en ellos encuentro esa paz que tanto necesito.
Pero hay otros muchos en los que con el paso de las horas, los colores vivos de mi arco iris se van apagando lentamente, hasta llegar a ser tan sutiles que casi no se ven.
Es entonces cuando comienza la metamorfosis y pasan a ser grises.
El gris claro se va oscureciendo poco a poco, hasta llegar lentamente al negro.
¡Cómo me cuesta transformar el negro en verde esperanza!
Pero con esfuerzo y con la ayuda del blanco al final soy capaz de volver al azul cielo.

                                   m

  


34 comentarios:

Lois y Clark dijo...

Bienvenida al club de los colores.

Gracias por participar con tu ciclo vital del día a día, color a color.

saludos x 2

Inma_Luna dijo...

Siempre aunque cueste se acaba viendo la luz atraves de los colores.
Besitos

CHARO dijo...

Me encanta tu capacidad artística con los pinceles para lograr transformar el color negro de la tristeza en el del azul cielo de la alegría y esperanza.Besotes

Citu dijo...

Muy linda reflexión, te mando un beso y te me cuidas mucho

Pluma Roja dijo...

Me alegro mucho que llegues al color apetecido. Felicitaciones.

Besos.

Pluma Roja dijo...

Me alegra mucho que llegues al color apetecido. Felicitaciones.

Sara O. Durán dijo...

Ah! mira, pues si que haces magia, que del negro fuiste al verde y con blanco al azul, eso no lo hubiera logrado ni Miguel Ángel, jejeje.
Te quedó muy bello amiga, un beso muy grande!

Neogéminis dijo...

¡qué buena manera de despertar!...ver un arco iris!...con ese comienzo el día se garantiza pleno de optimismo!
Un abrazo

Lola Polo dijo...

Depende de nosotros,el ver la vida del color que queramos, y tú al final lo consigues.

Un abrazo

Lola

Natàlia Tàrraco dijo...

La jornada empieza multicolor, luego se diversifica, acaba en grises pero no hay que lamentarse, quedan en el corazón los colores vividos, mañana será otro día de muchos tonos.
Dicen que el negro es la suma de todos los colores, besito.

Lea dijo...

What a nice and positive way to look at life. Wonderful post :)

Carmen Andújar dijo...

Hay que intertarlo, si perdemos la esperanza lo perdemos todo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

¡FANTASTICO! Como vas plasmando los diferentes colores en éste hermoso relato. Van… (Es el propio día). Comienzas con colores vivos y los haces caer, de vivos a tenues, de tenues, a oscuros…
Deseo que todos tus días, sean de colores luminosos y serenos.
Un abrazo.

ibso dijo...

Hace algún tiempo a mí tampoco me gustaba el gris o el negro. Ahora, que ya no me resisto a ellos, soy capaz de ver un día plomizo con "la esperanza" de la vida en forma de la lluvia prometida; puedo estar gozoso y sin miedos contemplando las estrellas de una noche oscura y fría.
A menudo se aprecia mejor los colores con los ojos cerrados.
Bonita reflexión.
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...



Te dejo este manojo de letras en el umbral de la esperanza,
para que te saluden con la voz del trovador
acompañando tus anhelos, que vuelan hacia las estrellas
en busca de quimeras…

¡¡Un feliz fin de semana
Alimentando satisfacciones!!

Atte.
María Del Carmen




Rochies dijo...

Hay niveles de grises! y hay que aprender a vivir y a ver entre sus distintas variantes. No hay como una tarde gris para zambullirse en el interior de nosotros mismos, o escoger una lectura demorada en nuestros estantes. O SER letras.
Porque cuando todo es azul y brilla en amarillo, estamos más externos y quizás nos perdemos de la placidez de la pausa.

Valaf dijo...

Dicen que el negro lo es porque absorbe todos los demás colores. Si es así, contiene la esperanza en sus mismas entrañas.

Un beso

Priego dijo...

Bonita manera de despertar y poder convertir los colores negros o grises en los colores vivos, que alegran la vida y te hace vivir con más optimismo.
Un abrazo Maribel.
Conchi

Teresa Oteo dijo...

Al verde esperanza llegamos con el corazón, aunque haya días que lo vemos todo negro y nos parece que no hay forma de cambiar de tono; al final siempre sale el sol.
Muy bonito tu colorido.
Un beso.

Fabián Madrid dijo...

Aunque parece un texto triste, acaba con la esperanza de que puedes volver al azul cielo. Intenta que los grises cada vez duren menos tiempo, al final, solo serán un color más de tu paleta. Un beso (azul, cielo)

Encarni dijo...

Apuesto por la esperanza, lo que pasa es que a veces se han de cruzar dos colores para que llegue, uno es la ilusión y el otro lleva quietud, así surje el verde :)

Un abrazo.

★MaRiBeL★ dijo...

A veces los colores se obscurecen, de nosotros depende volver a verlos con todo su esplendor.
y sino los vemos, los podemos imaginar.

A B R A Z O S

silencio en la oracion dijo...

Estimada hermana, gracias por este bello compartir, y saber descubrir la belleza de Dios en todo lo creado, Dios habla allí, gracias por ser un alma contemplativa, Dios sea con usted.

San dijo...

Comenzar el día pensando en la alegria de ver un cielo azul, atravesado por el arcoiris, es muy bonito, pero como dices, en ocasiones aun buscando ese color, este se ausenta, pero ahí está el blanco para ir aclarandolo todo.
Que no nos falte en nuestra caja de colores al igual que ese verde esperanza.
Un abrazo.

José Vte. dijo...

Durante una jornada se van dando distintos estados de ánimo provocados por la ilusión del despertar al cansancio del final del día, ese estado de ánimo se transforma con claridad en la gama de colores que has reflejado en este hermoso relato.

Un abrazo

OZNA-OZNA dijo...

y cuan dificil es querida amiga encontrar los colores hoy en día. Muchos besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana.

Pepe dijo...

Es cierto que a veces los colores se degradan buscando el gris para acabar convertidos en negro, es sabido que el negro contiene todos los colores, por tanto a partir del negro podemos de alguna manera, volver a disfrutar la oportunidad de nuevo del color, de todos los colores. La vida a veces se nos torna gris, pero al igual que en una tormenta, el arco iris siempre acaba mostrándonos su magnificencia.
Un abrazo.

Maribel G. M dijo...

Muchísimas gracias a todos por dejarme vuestras valiosísimas opiniones.
Un beso y buen fin de semana

Gladys dijo...

Un hermoso juego de colores bella entrada muy colorida.

Besos que tengas un hermoso fin de semana amiga.

Mar dijo...

Eso que nos cuentas, creo que nos pasa a todos, en mayor o menor frecuencia. Habrá que asumirlos y saber darle la vuelta a los días grises y negros.

Saludos.

Alfredo Cot dijo...

Ese blanco que llevamos dentro y que nos ayuda en su mezcla con otros colores a suavizar el drama cotidiano. Un blanco que debemos consentir que se acabe nunca, pues él nos ayudará a recuperar los colores perdidos durante el día.

Un texto sencillo, pero definitivo.
Besos

Sindel dijo...

Cada momento del día puede tener un color diferente, a veces son brillantes y vivos, otras veces se tornan oscuros, pero todas las horas tienen su importancia en nuestra existencia, así que a vivirlos como se presenten y a ponerles nuestra propia mirada verde.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Si, creo que es muy cierto todo lo que escribes pues muchas veces a todos nos a pasado

Cristina Piñar dijo...

Una bonita reflexión. La verdad es que es tal cual nos lo cuentas. Hay días de todos los colores. Lo importante es ser capaces de teñir de color aquellos días grises y negros, aunque sea, como dices, con un poquito de verde esperanza. Un beso.¡Y que tengas un precioso día azul cielo! ;)