domingo, 26 de enero de 2014

PROMETO



"Prometo ser tu consuelo, tu ayuda.
Prometo serte fiel en todo momentolimpiar tus lágrimas hasta ver una preciosa y brillante sonrisa.
Caminaré de tu lado, de frente con paso firme, dispuesta a desafiar lo que se presente.
Prometo combatir cada guerra, cada barrera y cada impedimento, darte la mano siempre que lo necesites y ser tu pequeña luz cuando la oscuridad no te permita ver.
Prometo levantar tu alma cuando desvanezca y tus piernas cuando envejezcas.
Prometo que olvidarás el sufrimiento y todo lo que te hizo daño en algún momento, seré un pequeño pilar indestructible, pequeño pero verdadero, ese del que uno sin miedo puede fiarse, pase el tiempo que pase, pero que quede bien claro; "prometo que por cada invierno que vivas, por muy frío que sea, crearé una hermosa primavera y aunque todas y cada una de tus rosas hayan muerto, sólo una quedará viva, intacta, y prometo de todo corazón que esa rosa voy a ser yo".

                                                               m

6 comentarios:

Armando dijo...

Hacer del invierno primavera con esa única rosa que pervivirá.........
Maribel,tus palabras demuestran una vez más la grandeza que en sus pequeños detalles posee el ser humano.
Gracias por tu bella aportación.
Un abrazo.

CHARO dijo...

Unas bellas promesas que estoy segura no hay nadie que se resista a ellas.Besicos

Citu dijo...

uy que lindo te mando un abrazo . Y muchas gracias por la felicitación

Gladys dijo...

Que bonita promesa pero asusta un poco espero la cumplas a cabalad.

Un abrazo que tengas una bella semana amiga.

Priego dijo...

¡Que promesa mas hermosa Maribel! La persona a la que vaya dirigida, ha de sentirse muy feliz.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muy buenas noches querida Maribel, pasaba por aquí como otras veces y observando detenidamente este maravilloso blog, en concreto decidí clavar mis ojos en éste último escrito, he de decir que tus palabras son hermosas y por supuesto que todos y cada uno de nosotros debemos ser nosotros mismos, simplemente. He decidido hablarte de esta frase con la que comienzas, "Prometo ser tu consuelo, tu ayuda", deseo de corazón que siempre sirvas de ayuda a todos tus seres queridos, en especial a los que más ames por encima de todo y que por supuesto siempre seas la luz que los guíe, pero en este caso te voy a dar un buen consejo que yo pongo a día en mi vida, olvida cada una de las necedades que se te presenten, disfruta de la vida sin olvidar lo que te rodea, rectifica cada paso que por equivocación des y sobretodo ama con el corazón, con sentimiento, con pasión y dedicación, no puedes imaginar lo rápido que pasa nuestra querida vida, lo tarde que la valoramos y lo que después nos arrepentimos. Deseo que el Señor te ilumine siempre y que a su vez haga que pongas mi consejo en funcionamiento siempre. Te deseo un feliz puente y una larga vida.