domingo, 24 de marzo de 2013

UN DÍA PARA NO OLVIDAR



Después de 28 años volví a mi pueblo, en su día grande.
No puedo describir la emoción que sentí al ver a mi Cristo por sus calles, esas calles en las que di mis primeros pasos y que tan pronto dejamos para comenzar una nueva vida lejos.
Todos los años, ese día, estuviésemos donde estuviésemos  volvíamos toda la familia.
Mi padre se pedía el día libre y con nuestros trajes recién comprados nos dirigíamos, todos emocionados, a Órgiva para asistir a la Procesión del Señor de la Expiración.
A las seis de la tarde con el Cristo aún en la Iglesia, en la plaza empezaba arder la pólvora.
Recuerdo el ruido ensordecedor de los cohetes, el suelo moviéndose bajo mis pies, mi mano sujetando fuertemente la de mi padre, mi hermana abrazada a mi madre y mi hermano haciendo fotos.
Esa escena la vivíamos año tras año hasta que mi padre partió.
En ese momento la tradición se rompió, como tantas y tantas otras cosas.
Este año he vuelto con mis amigas, mi madre y mi hermano también partieron y a mi hermana le fue imposible ausentarse del trabajo.
Ellas me acompañaron, me arroparon y gracias a ellas no me sentí sola.
Todo ha sido distinto porque la vida es distinta, porque yo soy distinta.
Mi fe ha madurado al igual que yo y hay tantas y tantas cosas que veo y siento de otra forma  pero hay dos que siguen siendo iguales, mi amor por Cristo y el amor que siento por mi familia.
Esa familia que amo aunque esté muy lejos y nos veamos de tarde en tarde.
Pero ésta es otra historia, la historia de un encuentro y os la contaré mañana.
                                          
                                                       m




23 comentarios:

LAO Paunero dijo...

Habría que estar en tus zapatos para sentir tu emoción, pero tus palabras hacen que se la intuya muy bien ¡saludos Maribel! ¡Paz para tu corazón!

Citu dijo...

Hola como estas, siempre es bueno recontrarse con los que mas y con Dios, te mando un beso y te me cuidas

Neogéminis dijo...

Lo importante es que el sentimiento profundo persista.
Un abrazo

quedatenminube dijo...

Ufff Maribel, 28 años después!!! es mucho tiempo y muchos recuerdos, me alegro que hayas ido con amigas y estés arropada porque los sentimientos debían estar a flor de piel. Pero has vuelto a ver a tu Cristo de la niñez, de tu pueblo donde en tu infancia lo veiais toda la familia, ellos estaban contigo en este momento en tu corazón. Un abrazo!!!

Saudades8 dijo...

Entro en esta casa por primera vez y la veo plagada de sentimientos y de ausencias, pero estoy seguro de una cosa, tu padre te seguía dando la mano, de otra manera pero te la daba.

Me has traido recuerdos de aquellos lugares pequeños que forman parte de nsotros.

Un abrazo,

Priego dijo...

Maribel amiga, no sabes lo bien que entiendo tus sentimientos ya que son parecidos a los míos, vivo lejos de mi tierra y vuelvo en Semana Santa regularmente cada tres o cuatro años.
Un abrazo.

CHARO dijo...

Después de tantos años es muy emocionante volver a las raices....Una pena que tu hermana no te acompañara pero estuviste con buena compañía, con la mejor de todas:El Señor de la Expiración.Besotes

Cristi Alabarce dijo...

Después de tanto tiempo es normal sentir esa emoción indescriptible que sentiste. Me alegro que hayas podido volver y revivir emociones. Buen fin de semana. Besos

Claro de Luna dijo...

Maribel nos regalas tu hermosa vivencia compartida con Cristo y con tus nobles sentimientos en familia.
Entramos en los días de Semana Santa, que el Señor te acompañe y tengas una Feliz Pascua de Resurrección interior junto a CristoJesús
Un gran abrazo

eligelavida dijo...

Comprendo esa emoción después de tantos años... Feliz Semana Santa!

eligelavida dijo...

Comprendo esa emoción después de tantos años... Feliz Semana Santa!

Dianis Azul dijo...

Puedo imaginar la emoción de volver a estar en tu lugar de origen, después de tantos años.. sin duda emociones encontradas, por no contar ya con una parte importante de tu familia.. Lo bueno es que cuentas con el cariño de tus amigas con quienes compartiste esos momentos.

Un gusto llegar hasta tu espacio.
Besitos.

Anónimo dijo...

Los recuerdos son caminos…con sus luces y sus sombras, que nos hacen crecer y enriquecer nuestra alma y fortalecer nuestra vida.

Para quienes te queremos es un privilegio compartir tus vivencias. Me ha emocionado todo su contenido.

GRACIAS

Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

ENORME SENTIMIENTO Y EMOCION AL VOLVER A TU PUEBLO, ME IMAGINO.
YO NUNCA VOLVERE PORQUE VIVO EN ÉL, SOY DE QUEDARME EN EL SITIO DONDE NACÍ, NO PODRÍA IRME PORQUE AMO SUS CALLES, SU GENTE, SUS ÁRBOLES, SUS PLAZAS...
BESOS MARIBEL.

Lady Blue dijo...

Que hermosa vivencia has compartido querida Maribel. Que ese profundo amor por tu familia y por Cristo te acompañen siempre y guíe tus pasos con tu corazón en paz. Te deseo una bella Semana Santa, un abrazo para ti!

Rosa dijo...

Gracias, Maribel, por compartir estas entrañables vivencias.

Te deseo una muy feliz Semana Santa.

Un beso.

Caminar dijo...

Santa Semana.
Un saludo en Cristo

Francisco M. dijo...

Hola Maribel, soy una de esas personas que sienten un gran interes por la Semana Santa y muy especialmente por algunas imagenes.

Como de costumbre siguiendo con las buenas tradiciones vengo a tu casa para desearte una muy feliz semana santa, cargada de ilusion y momentos inolvidables.

¡Feliz martes y ojala puedas descansar un poquito, seguro que no te viene nada mal!

Saludos desde felicidadenlavida;
Un abrazo,
Francisco M.

Carmen Real dijo...

Maribel
que hermoso recuerdo de las Proseciones y tu familia eso reconforta
felices Pascuas
un abrazo carmen

Mª Carmen dijo...

Hola, paso a desearte una feliz Semana Santa.

★MaRiBeL★ dijo...

இڿڰۣ-ڰۣ—Feliz Semana Santa.

♥ B E S O S ♥

─═☆MaRiBeL☆═─

Una Julieta de Jesùs dijo...

¡¡¡ Feliz Pascua !!! hermanita Maribel me gusto y felicidad lo que nos compartìs *

Gracias por tu generosidad !!!

Bendita seas en cada nuevo amanecer * de todo corazòn y perdòn no pude pasar antes a saludarte puès mi internet es pèsima

Paz y Bien * * *

María Nancy dijo...

Hola Maribel,que sentimiento tan profundo despiertan los lugares y los olores que alguna vez vivimos con alegría y con inocencia,es la vida que va pasando y nos trae esas nostalgias.Lo hermoso es una de tus últimas frases"mi amor por Cristo y el amor a mi familia siguen iguales"
Gloria a Dios por ello!!
Felices Pascuas!!!Hasta pronto.