lunes, 4 de marzo de 2013

DUDAS



Hace años, alguien muy cercano e importante para mí me dijo estas palabras: “No necesitas buscarlo, Él te encontrará“.
Hace poco volví a oír esta misma frase e hizo que se me removieran las entrañas y en mis adentros algo se derrumbó al igual que una torre de naipes.
Los años han transcurrido y con ellos mi vida ha cambiado pero algo sigue igual “Yo no siento que Él me haya encontrado”.
Es cierto que todos los días hablo con Él, que hace mucho tiempo aprendí a no pedirle nada, a sólo darle las gracias por regalarme lo que tengo y a no reprocharle por aquello tan valioso que perdí.
“Pero yo a Él, no lo escucho”.
A mi alrededor hay personas que están tan seguras, no tienen dudas, están totalmente convencidas de que sus actos son sus mandatos y que Él está detrás de todo lo que hacen.
Su seguridad me abruma y me crea inseguridad, “yo no siento eso”.
Siempre he pensado que si puedo hacer algo que ayude a alguien a estar o sentirse mejor, mi deber como persona es hacerlo pero “yo no siento que Él me lo mande”.
Esto me perturba sobre todo cuando escucho las vivencias de los demás y me hace sentir indigna de estar junto a ellos.
Y pienso: Cómo Él se va a fijar en mí!!
En alguien tan insignificante, tan imperfecto.
En alguien que sabe que se aleja día a día más de Él por no poder cumplir uno de sus más importantes mandatos.
Yo sé que Él me perdona pero “me ayudará a que yo perdone, me permitirá escucharle”
Sólo puedo decir: “Señor, yo creo pero aumenta mi fe”
                             
                                           m

17 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Es muy cierto lo que expresas Maribel, muchas veces él toca nuestra puerta, pero se la cerramos bajo llave obstaculizando su paso, pero si nosotros lo buscamos, él siempre estará dispuesto a escucharnos y nunca nos cerrará sus brazos.

Bello mensaje!

Abrazos alados.

Magda dijo...

Muy lindo mensaje amiga, Él simpre está si lo buscamos.
Un abrazo.

Maritza dijo...

Maribel querida, ante todo calma. De hecho creo que con todo lo que expresas, tú lo buscas! (ronda demasiado en tu cabeza), y cuando te quedes quieta y no escuches tanto el consejo o vivencia ajena, Él te hablará.No tengas duda.

Por otro lado, nadie es tan perfecto para decir que hace TODO lo que Él pide.Eso tratamos, pero no se cumple al cien por ciento.Pero, ahí viene a actuar la Gracia de Él sobre nosotros.

Otra cosa: Él vino precisamente por los necesitados, no por los que asumen que nada les falta.

Jamás sientas indignidad porque eso está abolido cuando se le ama y se le lleva en el corazón.

Algo más: no se trata de "sentir" las cosas (algo absolutamente emocional!),sino que con fe se cree...(que Él está contigo!por ejemplo,y no se aleja de ti por no poder cumplir sus mandatos)... y también por fe y obediencia se ayuda y se tiende una mano, no por sentir o no sentir hacerlo.

MI ABRAZO GRANDE,contigo, esperando aportar paz y no más confusión.

CHARO dijo...

Tus dudas, tus interrogantes,tus preguntas,tus pensamientos......son los mismos que tienen la mayoría de la gente aunque no lo quieran admitir, somos así y nadie es tan perfecto cómo para no tener esas dudas que nos invade a los creyentes en cantidad de ocasiones.Lo importante es no dejarse vencer y seguir confiando en Él que sabe muy bien de nuestras debilidades, también es importante fortalecernos en la Fe.......yo también le pido que me ayude a cumplir con uno de sus grandes mandatos y que a mí me resulta demasiado dificil cumplir.
En el momento en que Dios nos hizo sus hijos es porque no nos consideraba insignificantes........Nosotros humanos imperfectos ¿consideramos insignificantes a nuestros propios hijos? ¡¡¡claro que no!!! para cada madre o padre sus hijos son maravillosos, así que imagínate cómo nos tiene que ver nuestro Padre Dios que es infinitamente Misericordioso.....yo pienso mucho en esto cada vez que me invaden las dudas. Besotes

Maribel G. M dijo...

Gracias Diana, gracias Magda, gracias Maritza, gracias Charo.
Muchísimas gracias por vuestras valiosísimas palabras me han ayudado mucho.
Mil besos y que tengáis una magnífica semana.

Inma_Luna dijo...

Me alegro por ti.
Besos buena semana

Citu dijo...

A mi aveces. me pasa como a ti. Pero creo que dios siempre nos acompaña y cuida. Te mando un bes y un gran abrazo. Te deseo una buena semana

Priego dijo...

Hola Maribel: en tu entrada de hoy me siento muy identificada contigo, pues más o menos mis pensamientos van por el mismo camino.Un abrazo.
Conchi

Anónimo dijo...

¡¡¡SORPRENDENTE!!!
Me sorprendes Maribel. Eres tan humana… tan real, qué tus dudas son muy, muy normales. No necesitas respuesta, Tú misma sin darte cuenta te las das.

Con cariño, UN ABRAZO.

Cristina dijo...

Tus inquietudes son normales mi querida Maribel, yo también a veces dudo de mí o si estoy actuando correctamente porque observo otras personas tan seguras de sí mismas... pero creo que el verdadero encuentro con Dios está en nuestro interior y él seguro sabrá encontrarnos con su palabra cundo más lo necesitemos.
Te dejo un fuerte abrazo, me encantó leerte!

Marian dijo...

Querida Marybel. Dios te ama tanto...
y estás tan cerca de El...El te cuida como a su mejor hija, y eres una escogida por El, porque tu le buscas con sincero corazón...No hace falta sentir nada, en fe caminamos. Si alguna vez te lo hace sentir alabado
sea, pero jamás dudes de su gran amor.Un beso fuerte.
Dios te bendiga.

Carmen Real dijo...

Muy lindo lo que has escrito.

Aca te dejo mi espacio para cuando tengas un tiempito.

http://historiarealdecarmen.blogspot.com.ar

Besos

Caminar dijo...

Es dificil decir algo que ayude a unas ideas tan genéricas, pero intentaré decir alguna cosilla.
Prmiero que Dios nos nos ama porque seamos buenos, sino que al amarnos nos hace buenos. Es parecido al decirlo, pero totalmente diferente. Luego que Dios no nos elige porque valgamos o seamos capaces de algo, sino que al elegirnos nos capacita. Y El ha elgido a lo que NO CUENTA, A LA GENTE BAJA Y DESPRECIABLE, PARA ANULAR A LO QUE CUENTA, no son palabras mías son de san Pablo a los Corintios.
Lo que los demás digan no te debe de afctar tanto, vete túa a saber lo que de verdad siente en su centro más profundo. El camino de FE, es de FE, y lo demás cosas que afecta a la epidermis...
El Señor te ama y eso es lo que cuenta, no lo que sientas.
Perdona me he extendido demasiado. Sé feliz, haz el bien y Dios SEGURO que está contigo.

Rosario dijo...

Hola Maribel: que bonita entrada, El te habla al corazón aunque no te des cuenta, es de humanos tener dudas...
Un cariñoso abrazo.

Claro de Luna dijo...

Maribel..sólo déjalo entrar..abre sólo tu corazón y tranquila espera que Él golpeará tu puerta...sigue con tu linda labor que muchos te necesitan por Él...te digo ésto porque fui misionera por muchos años en mi Parroquia...tuvu tus mismas inquietudes y al final sólo abrí mi corazón para que llegara...
Un muy fuerte abrazo

Josefa dijo...

Tambien yo tengo dudas. Pero ahí está Él en las cosas que me rodean y me suceden y entonces mi corazón se llena de agradecimiento y le pido que nunca me abandone.
Un beso.

Carmen Real dijo...

Hola Maribel

si las dudas y los malos ratos ocurren por doquier
por eso hay que tener presente la fe y no vacilar, siempre adelante siempre luchando
un beso enorme, de carmen y te sigo