lunes, 11 de marzo de 2013

UN MAL INSTANTE

                                                     
Era un día como otro cualquiera, la mañana había transcurrido de forma normal, venías del trabajo contenta, de forma rápida y ágil ordenabas tu hogar.
Aparentemente todo estaba bien.
Pero entonces,  pasó……
El alma se te cayó a los pies.
El mundo por enésima vez se te derrumbó y un mal pensamiento tu mente cruzó.
Pánico me da saber que esa opción valoraste pero aún más que la ibas a ejecutar.
No lo entiendo, no entiendo que esto te pase a ti.
Precisamente ahora, cuando estabas más tranquila, cuando tu situación ya afrontaste, cuando caminas con paso firme.
No lo entiendo, no entiendo que esto te pase a ti.
Tú que consideras la vida el regalo más maravilloso que Dios nos pudo dar.
Tú que piensas que se debe luchar hasta la última milésima de segundo por vivir, que nunca se debe tirar la toalla, que siempre hay que buscar la felicidad y vivir a tope lo que la vida te da.
No lo entiendo, no entiendo que puedas ni por instante pensar en eso.
Qué hubiese pasado si no hubieses recibido esa llamada inesperada en ese instante.
Quizás aún no ha llegado tu hora, quizás sea verdad que Dios unió vuestros caminos y que éste fuese uno de sus motivos.
Ella debía llamarte, en ese mismo instante.
Tengo tanto miedo de pensar en lo ocurrido.
Pero estoy segura que ha sido sólo eso, ”un mal instante” que no se va a repetir.
Yo te conozco, sé quién eres, lo que hay en tu corazón, lo que piensas, lo que deseas y lo que te hace feliz por eso sé que sólo ha sido “un mal instante”.

                                                               m
                

15 comentarios:

quedateenminube dijo...

Hola! Descubro tu blog ahora, y he leido tu entrada, no se si es un poema tuyo o es una experiencia personal, si es lo segundo no se sabe muy bien pero todos tenemos momentos que no se sabe por qué pero lo pasamos mal. Me hago seguidora para saber si son poemas lo que escribes. Un abrazo.

mónica dijo...

Uff en un instante te puede cambiar la vida. Me alegro de que en este caso solo quedase en eso. Todas la fuerza del mundo para ti y para esa persona.
Besitos.

Citu dijo...

A veces, pasa un mal instante y el tiempo transcurre y todo cambia. Un beso y te me cuidas

Anónimo dijo...

En la vida hay muy malos momentos, aunque lo importante de todos ellos sea, eso… esos cortos, “espacio de tiempo”, tan fugaces que apenas son perceptibles.
He aprendido de este instante. Qué sí por alguno motivo se resisten, hay que hacerlos desaparecer. Por qué no hay nada más hermoso que la propia vida.

Un abrazo.

LAO Paunero dijo...

es como que muchas veces "el diablo mete la cola" y ¡lo debemos ignorar! ¡que linda poesía Maribel!!!

Cristina dijo...

Instantes de arrebato, que dejan sabores amargos.
Abrazos mi querida Maribel!

CHARO dijo...

A los malos instantes hay que temerles porque sólo en un instante pueden ocurrir un sinfín de cosas desagradables que no tienen vuelta atrás así que hay que alejarse de estos "malos instantes" y cambiarlos por los buenos que estos sí que nos traen alegría y esperanza.Besotes

Carolina dijo...

Hola Maribel,
como puede cambiar la vida de un instante a otro..! a veces, pasan cosas que me asustan y sorprenden.
Un besito.

Priego dijo...

Hola Maribel: a veces se viven malos momentos y hay que tener fuerza para salir de ellos, ten mucho ánimo y el día de mañana lo recordaras como un mal sueño.
Un abrazo.

elsillóndepapá dijo...

La vida cambia en un instante y en dos instantes te vuelve a cambiar, siempre que la cosa acabe bien y sea solo un susto disgusto. un abraz

Jose dijo...

En un instante la vida puede cambiar, para bien o para mal. Esperemos que siempre sea para bien.

un abraxo!

TriniReina dijo...

Un mal instante subsanado a tiempo.

Es preocupante tu texto, y espero que se haya solucionado la causa.

Abrazos

Josefa dijo...

En un instante Y en una decima de segundo puede pasar tanto...
En el blog de josefa hay una entrada nueva, que espera tu comentrio.

Besos.

antonioe dijo...

esos instantes fugaces que ensombrecen el alma pasan muchas veces tan rapido que debemos afrontarlos con determinación y valentia y seguro que así serán vencidos.... saludos.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

La vida nos sorprende Maribel, siempre que parece que ya estamos en clama !Zas!y hay que poner valor en solucionarlo, aunque nos de un gran dolor. Fuimos creados para ser felices y no hemos aprendido aún a serlo.
Con ternura
Sor.Cecilia