jueves, 22 de noviembre de 2012

AYER TE VI




Ayer te vi y sentí pena.
Tras conversar, descubrí que el tiempo por ti no había pasado.
Tu forma de hablar, tu comportamiento, me llevaron a tiempos pasados.
Sigues pensando lo mismo, deseando lo mismo.
Sólo en tu rostro se aprecia el paso del tiempo.
Me dijiste,” Los años no han pasado por ti pero ¡cuánto has cambiado!”
Puede ser.
Ya no soy aquella niña que conociste.
Tú has quedado estancado en el pasado, mientras yo corro tras la vida para no  quedar atrás.
¡He cambiado! Quizás no tanto.
Sigo teniendo las mismas ansias por aprender.
Sigo rodeándome de aquellos que desean compartir conmigo su sabiduría y la absorbo, palabra a palabra sin dejar que ninguna se me escape, aprendiendo de todos, buscando mi enriquecimiento interior.
Sigo dándole a la amistad, la misma importancia que entonces.
Sigo repartiendo mi amor.
Sigo regalando sonrisas.
¡He cambiado! Quizás no tanto.
Ayer te vi y sentí pena.
Pero pena ¿por qué?
Vives como tú quieres, ha sido tu decisión.
Así eres feliz, no necesitas ni aspiras a nada más.
Entonces, ¿quién soy yo para sentir pena de ti?
Quizás tú sientas pena de mí.
Quizás no entiendas mi lucha, mis ansias de superación, el querer saber siempre más, el nunca parar, querer hacerlo todo hoy por si no hay un mañana.
No, no te tengo pena.
Tú vives tu vida, yo la mía.
Dos formas distintas de vivirla pero las dos igual de válidas porque esa ha sido nuestra decisión.

                                   m

  

24 comentarios:

Citu dijo...

Me encnato y me hizo pensar en algo muy similar, que anda ocurriendo en mi vida. Se como te sientes Maribel, te mando un beso y te me cuidas mucho

Lapislazuli dijo...

Cada uno es dueño de tomar su camino de vida, si la hace feliz, en tanto no perjudique a los demas
Interesante post, llev a reflexionar
Un abrazo

Carmen dijo...

Hay que respetar las dos decisiones, las dos son válidas, si llevan los mismos fines, nada es para siempre.Un beso Maribel.Buen día para ti.

Anónimo dijo...

No tengo palabras para expresar lo qué ciento, al leer éste tú bello texto. Solo decirte que me alegra un montón, ese grado de superación, que dé muestras, escribiéndolo.
FELIZ DÍA.
Un ABRAZO.

Cristina dijo...

Muy reflexivas tus letras mi querida Maribel... la vida se presenta mucha veces así.
Te dejo un fuerte abrazo, bonita jornada!

CHARO dijo...

Hay decisiones en la vida que pueden llegar a ser muy duras pero que hay que tomarlas y también respetarlas sobre todo si en estas decisiones no sale perjudicado nadie.Sin embargo hay otro tipo de decisiones unilaterales en las que siempre hay gente muy perjudicada y otras que salen totalmente beneficiadas y airosas de la mala decisión tomada.....es en este tipo de decisiones cuando hay que pensar muy bien en el daño que se puede hacer antes de tomarlas.Besotes

La Gata Coqueta dijo...


Un esplendido fin de semana te deseo, al calor de la familia y amigos que son el soporte que hacen posible que la vida continúe en armonía irradiando felicidad.

Te doy un suave abrazo
bajo la bruma del silencio,
para hacerte llegar
el roce del afecto.

Atte.
María Del Carmen


disancor dijo...

Te deseo un bonito y feliz fin de semana.
Un beso.

Maritza dijo...

Qué hermosura,Maribel. Tu poema es tan natural, tan humano y honesto!
Estoy de acuerdo en que a veces sentimos esa pena por algún ser y luego nos autocuestionamos por lo mismo...si ellos son felices así! Será que nosotros vemos que no lo son verdaderamente? Será una máscara la que se pintan? O también puede ser que nuestro propio modo de ver las cosas nos lleve a pensar que es el mejor y el único, cosa peligrosa...
Como sea,el asunto es que quien ha sido importante para uno en algún momento de la vida, no nos deja indiferentes nunca.

Felicito tus letras directas y sencillas, y que plantean reflexiones tan propias.

Mi abrazo y mi beso grandes para ti!
Feliz fin de semana!




Priego dijo...

Bonito poema Maribel, cuando a veces en una pareja cada uno sigue su destino, la persona que decide dar el primer paso, es la que suele tener mas ganas de superación.
Un abrazo.
Conchi.

Universo dijo...

Estamos aquí para aprende y evolucionar y ser mejores personas. Pero hay otras… que se pasan la vida viviendo en su viejo mundo y eso también es respetable. Un texto con mucho sentimiento. Buen fin de semana.
Besos.

Rosa Mª Villalta dijo...

Gracias Maribel por compartir tan hermoso y reflexivo poema.
Muchos besos. Rosa.

Betty Mtz Compeán dijo...

Asi es la vida, a veces hay que de cir adios y tomar distintos caminos, el respeto a las decisiones del otro es escencial.
Nuevamente visitandote y disfrutando de tu espacio Maribel.
Abrazos y lindo domingo.

Magda dijo...

Muy reflexivo tu poema que me trae recuerdos muy similares de mi vida, siempre tenemos que superarnos y renovarnos o seguir estancada, te felicito por ello.
Un abrazo amiga.

Francisco M. dijo...

Hola Maribel, me ha encantado.

Cada uno es dueño de su vida y de sus actos, intentando en todo momento no perjudicar a los demás.

Espero que hayas tenido un bonito fin de semana y hayas descansado :)

Un abrazo,
Francisco M.

ion-laos dijo...

Mejor no hacer juicios, mantener la mente neutral y sigue siendo feliz como tu corazón te dicta.

Besos.

Rosa dijo...

Gracias, Maribel, por compartir esta bello poema. Como tú dices, debemos respetar las decisiones de cada persona.

¡Feliz día, querida amiga!

Un beso fuerte.

Neuriwoman. dijo...

Así es la vida y nada hay más hermoso que encontrarse con personas como tu. Tolerantes y con esa capacidad de amar y comprender las razones de los demás. Admiro ese respeto a las decisiones ajenas.

Un beso.

*L* dijo...

Asi es. Ambas vidas son igual de válidas. Lo mejor es el respeto y el "vive y deja vivir".

Besos y feliz semana, Maribel. :)

Ana Maria dijo...

Maribel, lindo texto e que maravilhosa lição de vida aqui nos deixa, adorei!
Beijinhos de Luz!
Ana Maria

San dijo...

Uno toma decisiones, mantenerlas a veces cuesta pero siempre hay que pensar en lo bueno para uno y otro.
Besos Mª Bel.

Luis de Burg dijo...

me gusta, me siento identificado con tu texto, tengo ya cuarenta años cumplidos y la verdad es que no he crecido, no me he casado y no tengo hijos, mis tres hermanos menores ya se han casado por segunda vez, tienen muchos hijos que los adoro, y con certeza siempre habrá alguien que me diga lo que has escrito, que siente pena por mí por no haber cambiado, pero yo soy feliz, siendo un niño quizás, pero es mi modo de ver las cosas, así soy feliz, otros incluso me dicen que orarán por mí, les digo que pierden su tiempo, porque si existe un dios, yo le pediré irme al infierno, porque sé que es el único lugar en donde pertenesco, me sentiría extraño vestido de blanco usando sandalias en un cielo, de paredes de oro y pisos de rubíes alabando y ensalzando a dios por toda la eternidad, en verdad me sentiría como estar en el infierno, pagando por algo que no hice, aunque suene cómico, es verdad, además yo no fuera así si dios no lo quisiera, porque si analizamos la biblia, nada se mueve en este mundo si no es por la gracias de dios :)

Maribel G. M dijo...

Luis, nadie debe sentir pena por ti porque eres feliz porque vives como tú quieres, así lo has elegido y eso es admirable.
Tu vida es tuya y solo tú decides.
Con respecto a tu cielo, jajajaja.
La verdad es que yo tampoco quiero ir a ese cielo, no me gusta nada, jajaja.
Así que igual solicito tu infierno.
Un beso

Poppy Wes dijo...

Hermoso corazón el tuyo guapa!
dos formas de vivir y tan validas
una como la otra,pero no coinciden
cada cual a lo suyo!

Muy bien escrito bonita!

Un fuerte abrazo.